lunes, 1 de febrero de 2010

Bon giorno principessa


Y si comenzamos esta historia con un “Bon giorno principessa”, empezaría atraer la atención de quién lo leyera. Pero no tan solo es eso. Las casualidades bailaban nuestro alrededor y es imposible hacer caso omiso de ellas. El tiempo se encargó de lo demás. A lo poco comencé a tener unas ganas locas de pedirte perdón, por llamarte amor. Pero al tenerte cerca y tocar lo que un día creí infranqueable la distancia solo me hacía pensar en las ganas que tenía de ti. Pero nuestro agosto y su magia palió estas dejandome en una nube a tres metros sobre el cielo.
Y aquí me ves ahora, aun más lejos de ti, colgando un candado, jurándote amor eterno.
Gritándole en silencio al mundo que estabas hecho para mi.
Tirando la llave al río, para que se pierda en su eternidad.


www.youtube.com/watch?v=yMnDNgtQLKw

2 comentarios:

Neurotic dijo...

Me he vuelto a encontrar a tres metros sobre el cielo.. (L)

Nikilondon dijo...

Albiii!somos Nita&Kitos del tuentii!
te seguimos okkk?¿?
muakkk

Publicar un comentario

ESTUPIDECES CONTAGIOSAS