lunes, 11 de enero de 2010

Perdiendo latidos


Y otra mañana más me despierto como si anduviera perdida por el círculo polar
ártico buscando a mi amante con desesperación.Y como cualquier otro día sin ti siento como me llueve por dentro, como cada gota hace aún más daño que el anterior. Pero ojala eso fuera lo peor, hoy por hoy tengo que recordarme a mi misma que debo respirar y persuadir a mi corazón para que no deje de latir.
Él se niega rotundamente, desea con ansia volver a ti, pero no le puedo dejar.

Quizás no lo entiendas, pero no puedo, por mucho dolor que me cause
y por mucho que mi cama se queje del frío que pasa sin ti.
Bien sabes tú, que una imagen vale más que mil palabras. Y una mirada puede llegar a hablar mucho más claro que cualquier boca e incluso en menos tiempo.
Y tú mismo decidiste.
Pero como me atormenta el pensar que no volveré a probar del mar de tus labios..
Siempre he tendido a la exageración, he de admitir, pero al estar contigo muchas veces tuve la certeza de que por fin dejaría de cometer errores probando nuevos labios. También pensaba que tú pasarías a ser parte de un nosostros conmigo en cuanto pudieramos..

Pero ya ves, con solo asomarte a mi ventana puedes ver que desde que mis ojos no te encuentran, la lluvía no ha cesado de atormentarme.

6 comentarios:

Vértigo dijo...

Ya los recuperarás...

Miqui Brightside dijo...

esa foto es genial :)

María dijo...

Saldrá el sol! Verás tú, que la lluvia desaparece y la nieve se derrite... :)

Cafésydiariosdemotocicleta. dijo...

Dejará de llover, tarde o temprano!

Crisis. dijo...

llueve,y cada gota alcanza cada hueso... y ese sonido...

Dara Scully dijo...

Yo en el círculo polar ártico estaría cualquier cosa menos perdida.


(un miau
con vestido de fiesta)

Publicar un comentario

ESTUPIDECES CONTAGIOSAS