jueves, 5 de noviembre de 2009

Fin(esa)

Me gustaban las ciudades frías, solitarias, tranquilas, serguras...
Poder recorrer sus calles vacías sin sentir miedo, sin oír gritos, ni coches.
También me gustaba respirar aire, pero no ese aire que estais respirando ahora, si no aire como el de hace dos millones de años, aire puro, aire que refresque.
Me ponía muy nerviosa las ciudades cuyo mayor interés turistico era una iglesia cubierta de oro y materiales valiosos. Me parecía hipócrita que la religión cristiana a lo largo de toda la historía había demostrado poco a poco su ignorancia, su sobervía, su hipocresía.. por eso prefería el norte.
Eran sobrios y sosegados hasta en la decoración de sus templos y en la doctrina de su religión
Tenía una pequeña manía con toda ciudad situada al norte del país.
Sobretodo adoraba Finlandia, en concreto Oulu.
No había sitio como ese. No había una carecterísitica que no coincidiera.
Era paz en estado puro..
Yo tenía muy claro que moriría allí y que este era el momento de comenzar en Oulu mi nueva vida.

3 comentarios:

Hollie A. Deschanel dijo...

Una vida reescrita, sin tachones :)

Al. dijo...

a comenzar una nueva vida, donde el frío abraza y las calles solitarias arropan.

Gossip Girl dijo...

Amonos pa Joulou nenah xD

Publicar un comentario

ESTUPIDECES CONTAGIOSAS