domingo, 25 de octubre de 2009

venticuatro

Hoy es veinticuatro y como todo veinticuatro decides abandonar la cama por la mañana y te acercas al baño. abres el grifo; esperas hasta que el agua fria roce tus dedos y te empapas la cara, aún seguías algo dormida. Después te acercas y bebes un poco. Luego decides alzar la vista y te buscas en el espejo, eres la misma del veinticuatro pasado, no has cambiado en nada, bueno quizás te haya crecido un poco el pelo y tengas la piel más blanca, pero nada significativo.

Quitas la mirada de tu reflejo y ahora tu atención se centra en tu móvil, su mensaje de buenos días estaba esperandote y tu cara ahora si cambia. Poco a poco tu boca va dejando ver tus dientes y tus labios van tomando forma de sonrisa.


-Seré simple- te replicas a ti misma.

Pero sabes que lo simple es preguntarse por que no sonries desde que dejas la cama hasta que vuelves a ella si sabes que él también está notando que hay un hueco en su cama, que las noches que no estais juntos se hacen monotonas, que huelen a nostalgia...

Lo sabeis tanto tú como él, que es dificil, pero eso no conlleva que tú escondas esa maravillosa sonrisa.

Seguro que a él le encantaría disfrutarla mientras veis los maravillos cielos de Madrid.

¿Verdad?

5 comentarios:

Hollie A. Deschanel dijo...

Seguro que disfrutará :)

Muaks!

Crisis. dijo...

A veces ignoramos que podemos hacer felices a otras personas con un gesto simple...
:)
qué envidia me das guapa!
un besin

Cris dijo...

Simple no, enamorada :)
muá.

abriendoportalesdeuncalentón dijo...

El amor. (L)

Jacqueline dijo...

Madrid y los mensajes de buenos días, que buena combinación

joder :)

Publicar un comentario

ESTUPIDECES CONTAGIOSAS